¿Cómo hacer la técnica de la ducha de Reiki? Ventajas

Si eres de los que siempre busca técnicas o estrategias para mantener limpia tu aura y deshacerte de cargas y energías negativas en el día a día, entonces te interesará conocer las ducha de reiki y sus beneficios.

ducha de reiki

Normalmente, estamos en constante interacción, comunicación e incluso contacto físico con otras personas, ya sea en el trabajo o simplemente cuando estamos de compras.

Esta interacción hace que intercambiemos energías de cierta manera, es decir, pierdes algunas de tus propias vibraciones positivas y al mismo tiempo ganas vibraciones negativas de quienes te rodean.

De ahí la importancia de utilizar técnicas que nos permitan deshacernos de toda esa carga o energía negativa acumulada a lo largo del día y que además nos permitan mantener el aura completamente limpia.

Una de estas técnicas sumamente efectivas para ello es la famosa “Ducha de Reiki” o “Baño de Reiki” que puedes poner en práctica incluso sin estar iniciado en Reiki.

Técnica de ducha Reiki

Es una de las tantas técnicas de Reiki que se utilizan para la limpieza del aura, básicamente consiste en limpiar todo el cuerpo físico y áurico con energía Reiki, ayudando a activar y purificar el cuerpo energético.

¿Cuándo practicar la técnica de la ducha de Reiki?

Para aplicar esta técnica no existe un lugar ni una hora específica, es decir, se puede realizar en cualquier momento del día, incluso hay quienes solo la practican por la mañana y por la noche (justo antes de iniciar y terminar las actividades diarias) o justo antes de comenzar una sesión de meditación.

También hay quienes ponen en práctica esta técnica cuando sienten la necesidad de deshacerse de cierta carga de energía, preocupaciones o simplemente cuando han estado en compañía de alguien muy negativo.

De hecho, las personas acostumbradas a practicar esta técnica dicen que funciona de maravilla cuando se sienten exhaustos y estresados, incluso cuando la practican en medio de una multitud.

También es una excelente técnica para practicar antes de enviar Reiki a distancia. Lo cierto es que cada persona adapta la ducha de energia reiki a las situaciones que considere necesarias.

¿Cómo hacer la técnica de la ducha de Reiki?

Básicamente, hay dos formas de hacer la técnica de la Ducha de Reiki, la primera es usar el agua de la ducha y la segunda es simplemente visualizar.

Con agua de la ducha

Quienes lo practican con la ducha suelen ser los que lo hacen al principio y al final del día, siguiendo los siguientes pasos:

  1. Lo primero que hay que hacer, una vez en la ducha, justo antes de abrir el grifo, es adoptar la posición Gassho.
  2. Mientras mantienes esta posición pide que la energía Reiki fluya por todo tu cuerpo para tu bien, lo mejor será que pongas la intención, por ejemplo de la siguiente manera:
    • “Pido energía Reiki para aliviar mi dolor o malestar”, cualquier cosa que te haga sentir mejor, en caso de malestar físico.
    • “Pido que la energía Reiki fluya por mi cuerpo mientras me ducho, para que toda esa carga negativa, preocupación, estrés, ansiedad y malestar físico, mental y emocional que afecta mi cuerpo, mi aura, mi mente quede en blanco”.
  1. En caso de que ya estés iniciado en el segundo y/o tercer nivel de Reiki, mientras realizas este ejercicio puedes visualizar el símbolo maestro y el Cho Ku Rei hasta que finalmente te des una ducha para purificar tu cuerpo y reactivar tu energía.
  2. Si no estás iniciado, aún puedes realizar esta técnica simplemente imaginando que el agua de la ducha te limpia de toda negatividad, miedos, estrés, ansiedad o dolencias.

Usa el poder de la visualización

Ahora, la otra forma de hacer esto es usar el poder de la visualización y seguir los pasos a continuación:

  1. De pie o sentado, lo importante es que estés cómodo.
  2. Toma la posición de Gassho, cierra los ojos y respira con calma.
  3. Levante gradualmente los brazos, con las palmas hacia arriba.
  4. Concéntrate en cómo la energía Reiki toca las palmas de tus manos, tus brazos y tu cabeza.
  5. Ahora gira las palmas de tus manos hacia ti como si fuera una especie de ducha.
  6. Sin detenerte a sentir la vibración de la energía Reiki, comienza a pasar tus manos por todo tu cuerpo, comenzando en la parte superior de tu cabeza y llegando hasta tus pies.
  7. Mientras lo haces, visualiza cómo toda la energía negativa acumulada en tu cuerpo sale por tus pies.

Sea cual sea la forma que utilice, ya sea una ducha de Reiki o Ducha seca Reiki Tienes que terminarlo en la posición de Gassho, con los ojos cerrados, agradeciendo a la energía universal.

Recuerda que no tienes que ser un experto en Reiki para comenzar a disfrutar de los beneficios que esta maravillosa energía tiene para ofrecer y una de las maneras más fáciles de hacerlo es usando la técnica de Reiki. ducha de reiki que como se puede ver es bastante simple.

Deja un comentario