¿Qué sensaciones puedes experimentar mientras das Reiki?

Conoce el significado de cada sensaciones durante el reiki Este es uno de los temas más comunes entre terapeutas o profesionales y pacientes que reciben terapia.

Sensaciones durante Reiki

Las sensaciones durante la terapia de Reiki son sentidas tanto por la persona que la recibe como por el terapeuta o practicante que la administra a los demás.

Esto teniendo en cuenta que así como cada persona es diferente y cada tratamiento es individual, la energía universal que actúa durante el Reiki provoca una gran diversidad de sensaciones y reacciones en quien la recibe y en quien la aplica.

En general, siempre hablamos de las sensaciones que normalmente perciben los pacientes de Reiki, entre ellas; cosquillas, calor, frío, visiones, diversos estados emocionales, sueño, aumento de energía, entre muchos otros.

Cada uno de ellos de una manera muy personal, es decir, algunas personas pueden sentir solo algunos de ellos o no sentir nada en absoluto.

En cualquier caso, ninguna experiencia o sensación será mala, aunque no se sienta nada, la energía enviada por el terapeuta hará su trabajo a nivel energético.

Estas son solo algunas de las sensaciones que suele experimentar la persona que recibe Reiki, pero ¿qué sensaciones siente al dar Reiki a otra persona?

¿Qué sensaciones puedes experimentar mientras das Reiki?

Si estás empezando como practicante de Reiki, necesitas aprender como interpretar reiki de sus efectos y sensaciones en el organismo.

los Efectos del Reiki en el cuerpo Serán fundamentalmente los mismos a partir de la sanación interior, en cuanto a las sensaciones, estas son generalmente un poco más diversificadas.

Aquí te muestro algunas de las sensaciones más comunes que puedes experimentar al dar Reiki junto con sus respectivos significados:

  • Siente el cuerpo muy tenso: Esta es una de las manifestaciones que te puedes encontrar con más frecuencia, ya que se produce como consecuencia de la falta de concentración del paciente a la hora de realizar la sesión de Reiki.
  • Temblores involuntarios: Se puede sentir en todo el cuerpo o solo en zonas específicas y se produce por el movimiento de la energía en el cuerpo, es como una especie de efecto de desbloqueo.
  • Fatiga o tensión muscular: Los sentido de las sensaciones de este tipo se asocian con el inicio de liberación de cargas negativas o cuando existe un fuerte bloqueo energético en el paciente. Este síntoma desaparece por completo al final de la sesión de Reiki, dejando al practicante de Reiki completamente tranquilo.
  • Dolores leves: Esta sensación suele darse con mucha frecuencia en practicantes que se inician en el mundo del Reiki, ya que sus pequeñas contracturas corporales se ven afectadas o eliminadas por la energía sanadora del Reiki.
  • Cambio en la temperatura corporal: Es una manifestación momentánea que uno siente como practicante, generalmente en las partes más sensibles del cuerpo, y que incluso tiende a confundirse con fiebre.
    esto también ¿Qué significa tener frío en Reiki? no es más que el resultado del movimiento de energía o la eliminación de bloqueos existentes en el cuerpo.
  • Cambio en la frecuencia respiratoria: Suele ocurrir al inicio de cada sesión y luego se va ajustando paulatinamente, está directamente ligado a las emociones internas del paciente.
  • Escalofríos u hormigueo: Es bastante común que el practicante mantenga esta sensación en el cuerpo durante varias horas después de la sesión.
  • Sensibilidad: Rara vez se considera esta sensación como un regalo de energía que permite una increíble agudeza de los sentidos.
  • Funcionamiento digestivo alterado: Existen diferentes formas e intensidades con las que se presenta este síntoma, pueden ir desde ruidos intestinales, flatulencias, antojos o apetito voraz… Todos ellos significan que la energía está funcionando correctamente.
  • Los otros: suspiros constantes que aparecen cuando las emociones del paciente sanan. Sensación de sed, porque el cuerpo curativo necesita agua para purificarse. Goteo nasal y tos excesiva.

Es importante tener en cuenta que después de realizar un tratamiento de Reiki, tanto el practicante como el receptor o el paciente pueden experimentar un empeoramiento temporal de sus sensaciones, lo que se considera una crisis curativa.

Sin embargo, las sensaciones que siente el terapeuta suelen ser mucho más intensas y cuando el practicante tiene más experiencia tiende a interpretarlas como algún tipo de mensaje o intuición.

Sobre todo, esto facilita o permite al practicante llegar y trabajar sobre el origen del problema o la situación que genera el bloqueo energético en el paciente.

De ahí la importancia de tomar conciencia de todo lo que uno siente o lo que sucede durante una sesión de Reiki, ya que es algo que sucede de manera muy personal y por lo tanto significativo.

todos estos sensaciones durante el reiki deben entenderse como una forma valiosa de recuperar la salud, como una especie de indicación de que la energía Reiki está trabajando en el cuerpo sutil y manifestándose a través del cuerpo físico y los mecanismos naturales de limpieza del cuerpo.

Deja un comentario