¿Qué son los Nadis y cómo los limpio?

Si desea que su energía vital o Prana fluya correctamente a través de todos sus centros de energía o chakras, necesita saber qué son los nadis y cómo influyen en su bienestar físico, mental y espiritual.

¿Qué son los nadis?

La misma importancia que le damos al cuidado de nuestra apariencia física, debemos dársela a nuestro cuerpo energético, y aunque no lo creamos, la buena salud depende en gran medida de la fluidez de nuestra energía vital.

Esta energía vital, también conocida como Prana, debe fluir libre y eficientemente a través de cada uno de los chakras a través de los nadis para lograr un completo bienestar.

¿Qué son los nadis?

El origen o etimología de la palabra «Nadi» proviene claramente del sánscrito por lo que significa «arteria, tubo, vaso o canal».

Por tanto podemos deducir que los nadis no son más que una especie de canales o tubos de materia sutil pertenecientes al sistema energético y/o astral de cada uno.

Estos tienen la función principal de conducir el Prana o energía vital de un chakra a otro a través del sistema energético (inmaterial), teniendo una gran influencia en el cuerpo físico.

¿Cuántos Nadis tenemos?

Algunos textos tibetanos muy antiguos dicen que cada persona tiene unos 72.000 nadis, otros aún más antiguos hablan de 350.000 en toda la anatomía espiritual.

Lo cierto es que solo tres nadis se consideran los principales y más importantes, estos se denominan: Sushumna, Ida y Pingala, los cuales interactúan entre sí.

¿Cómo funcionan los nadis principales?

En la anatomía espiritual de cada persona existen dos corrientes energéticas principales, estas son el Nadi Ida y el Nadi Pingala, cada una ubicada a la izquierda y a la derecha, consideradas “positivas y negativas”.

Ida, es la manifestación de la corriente de energía negativa (Apana), fluye hacia abajo, es toda la fuerza relacionada con la luna. También se dice que está conectado a la fosa nasal izquierda y al hemisferio derecho del cerebro. Sus cualidades suelen ser femeninas e identificadas con el color blanco.

Por otro lado, está Pingala cuya manifestación es una polaridad positiva que fluye hacia arriba, por lo que se relaciona con la energía del sol. Se visualiza en el lado derecho del cuerpo, se relaciona con la fosa nasal de este mismo lado y con el hemisferio izquierdo del cerebro. Entre sus cualidades está la de generar calor, a diferencia de Nadi Ida.

Solo cuando estas dos corrientes se equilibran surge una tercera fuerza, es decir, los terceros nadis, conocidos como Sushumna y considerados el centro de todo el sistema energético.

Mantener los nadis equilibrados y purificados es sinónimo de equilibrio físico, mental y espiritual, por lo que todos debemos trabajar para mantenerlos purificados y limpios, para que la energía vital fluya sin problemas.

¿Cómo limpiar los Nadis?

Los nadis requieren de un continuo trabajo de purificación, y para ello existen diferentes técnicas, entre las que destacan las siguientes:

• Pranayama (ejercicios de control de la respiración):

Pranayama es una de las ocho prácticas fundamentales del nadis yoga, cuyo principal objetivo es la abstracción de los sentidos, la meditación y la concentración, lo que no hace más que acercarnos al silencio total de la mente.

Cuando se realizan los ejercicios de Pranayama, los nadis Ida y Pingala se equilibran y limpian, permitiendo que la energía vital fluya fácilmente a través de los nadis Sushumna, lo que genera paz y bienestar a nivel físico, mental e ingenioso.

• Asanas (posturas de yoga):

Las asanas son posturas practicadas en yoga que no solo aumentan la energía vital del cuerpo sino que también limpian y equilibran los canales o nadis por los que fluye, lo que eleva la energía cósmica.

• Neti (ducha nasal):

Esta técnica de limpieza de nadis se ha utilizado y practicado durante muchos años. La forma de hacerlo es utilizando un pequeño recipiente, conocido como Lota, del cual se vierte un poco de agua en una de las fosas nasales para luego sacar ese líquido por la otra fosa nasal, girando lentamente la cabeza.

• Dhauti (lavado interno):

La técnica Dhauti es un poco más compleja y consiste en un lavado interno y/o limpieza del tracto intestinal utilizando, en la mayoría de los casos, agua, aire o apósitos de algodón para lograr la higiene interna.

• Nauli:

Para realizar este procedimiento, la persona debe estar de pie con el tronco hacia adelante y lista para realizar varios movimientos con los músculos del abdomen mientras inhala y exhala para movilizar y masajear los órganos intestinales.

• Trakatas:

Aquí solo necesitarás unos minutos para realizar esta práctica para limpiar los canales oculares y equilibrar los nadis. Esto se hace fijando la mirada en un punto específico como un objeto o una vela. Mientras haces esto, puedes comenzar a desgarrarte, solo significa que estás elevando tu conciencia.

Ahora que ya sabes qué son los nadis y las técnicas más efectivas para mantenerlos limpios, abiertos y fluidos, ya no hay excusas para empezar a cuidar tu cuerpo y tu buena salud.

Deja un comentario