Síntomas físicos del despertar espiritual: ¿cuáles son?

Aunque hay muchas opiniones al respecto, lo cierto es que la síntomas físicos del despertar espiritual generalmente son los mismos.

Síntomas físicos del despertar espiritual

Entre los principales síntomas del despertar espiritual, el hecho de atravesar una crisis que trae consigo un profundo cuestionamiento sobre la vida, dejando de lado las creencias que le sirvieron de apoyo.

Cuando desaparecen aquellas creencias o estructuras de vida que sustentaban determinados comportamientos o estilos de vida, suele provocar malestar pero también la posibilidad de empezar a vivir de forma más positiva.

Este nuevo comienzo o despertar espiritual trae consigo un camino que comienza con bases mucho más sólidas, que lleva a expandir la conciencia y dar un paso más de fe para lograr la unidad con el ser.

Pero además, está sujeta a una serie de síntomas o cambios positivos como descubrir que el amor habita en su propio ser, dejar de sentirse sola, descubrir su propio poder, etc.

Estos son solo algunos de los beneficios que trae el despertar espiritual, pero no todo es color de rosa, también suele generar una serie de síntomas físicos, que pueden variar de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas físicos del despertar espiritual?

Como mencioné anteriormente, los cambios físicos que ocurren al experimentar el despertar espiritual generalmente varían de persona a persona, sin embargo, los más comunes son:

  • Cambiar el patrón de sueño:

Es muy común que experimentes cambios en tu patrón de sueño, es decir, que te despiertes dos o tres veces durante la noche.

Cuando estás en proceso de despertar espiritual, puede suceder que tengas una especie de sueños místicos, es decir, sueños que reflejan un mensaje.

  • Sensaciones en la parte superior de la cabeza (chakra de la corona):

Varias sensaciones, especialmente en el cuero cabelludo, como; picazón, hormigueo y temblores en el cuero cabelludo y/o la columna vertebral.

Una sensación de energía vibratoria en la parte superior de la cabeza, puede sentir presión en la coronilla. todas estas sensaciones se deben al hecho de que el chakra de la coronilla recibe grandes cantidades de energía.

Esto no debe ser motivo de alarma, al contrario, tales sensaciones indican que el chakra se está abriendo para recibir energía divina.

  • Cambios en los hábitos alimenticios:

Es uno de síntomas físicos del despertar espiritual más variable de persona a persona, ya que algunas personas pueden tener más o menos hambre de lo habitual.

Y esto sucede porque al cambiar la vibración, cambia la necesidad de comer. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es no negarle a tu cuerpo lo que te está pidiendo.

  • Distorsión de la capacidad auditiva:

Tus oídos se adaptan a las nuevas frecuencias, por lo que puedes experimentar un aumento o disminución de tu capacidad auditiva.

  • Extrañas oleadas de energía:

Es posible que sientas repetidamente la sensación de algún tipo de energía recorriendo tu cuerpo de la cabeza a los pies, puede parecerte una sensación fugaz e incómoda.

  • Preparación para la meditación:

Es muy común que ahora pierda interés en las actividades que realiza normalmente o que simplemente se aburra de las multitudes y prefiera pasar más tiempo solo.

Ahora que sabes qué hacer, querrás avanzar más rápido en todo este proceso de despertar espiritual, pero recuerda que la impaciencia es sinónimo de falta de confianza, especialmente en tu Ser Superior.

Idealmente, pasa por este proceso con calma y paciencia, sabiendo que nada aparecerá frente a usted, a menos que esté listo primero.

En cierto modo, obtienes una nueva perspectiva sobre una determinada situación o tema, que nunca antes habías considerado.

  • Mayor sincronicidad:

Esto es algo sumamente positivo, porque es una señal de que estás en el camino correcto.

  • Sensación de escalofríos espirituales:

Este tipo de escalofríos no está relacionado en absoluto con un resfriado o una enfermedad, sino con una sensación de energía que fluye, provocando hormigueo y/o escalofríos leves.

Estos deben verse como una señal directa de sus guías o ángeles, estos pueden actuar como una validación de que está en el camino correcto o como una respuesta positiva que confirma una verdad subyacente.

Cuando sienta escalofríos, cambie de inmediato su mirada, preste atención a lo que sucede a su alrededor y lo que puede haber causado tal escalofrío espiritual.

Respira y pregúntate si esta emoción, psíquica o espiritual, fue el resultado directo de un posible encuentro angélico con tu guía espiritual, o simplemente una validación de la verdad. Sentir tales escalofríos suele ser siempre una buena señal.

  • Dolencias y malestares en el cuerpo:

Especialmente en la cabeza, cuello, garganta, frente (tercer ojo), base del cráneo, entre otros, dicho dolor se debe a la liberación y nutrición con luz y energía divina, es decir, las glándulas pineal y pituitaria.

Cuando pasas por un despertar espiritual en tu cuerpo, se produce un reajuste energético (a través del sistema endocrino) que afecta al oído interno, generando así mareos constantes.

Estos suelen ser temporales, de unas pocas horas, lo ideal es que te tomes el tiempo para descansar y, por supuesto, no practicar ninguna actividad peligrosa. Si los mareos se vuelven más constantes y persistentes, debe consultar a un médico.

¿Cómo te sentirás espiritualmente despierto?

Una vez que te encuentres despierto espiritualmente, te aseguro que te sentirás mucho más feliz y abierto a tener ciertas experiencias positivas, especialmente si aprendes ciertas técnicas de meditación, como; mantras

Experimentar el despertar espiritual te ayudará significativamente a romper paradigmas y como resultado siempre tratarás de sentirte mejor, tus dudas sobre quién y qué eres serán totalmente claras.

Además, cuando tu conciencia despierte del sueño de separación en el que estaba, sentirás una sensación de alivio y liberación emocional, ya que también se está produciendo la disolución del ego.

Una vez que hayas despertado espiritualmente, gradualmente te suavizarás y ajustarás a tu nuevo estado energético, sin embargo, es posible que experimentes algunas molestias en el cuello, los hombros o la espalda debido a los intensos cambios en tu cuerpo a nivel de ADN. es que todo esto pasará.

También es posible que experimentes sueños intensos, lo cual es sumamente normal porque a través de ellos liberarás la vieja energía interior, es decir, las energías del pasado, aumentando el discurso interior, sinónimo de comunicación con tu propio ser.

Una cosa muy importante a considerar es que tanto el proceso como el síntomas físicos del despertar espiritual son totalmente individuales e intransferibles, aunque muchas personas suelen tener la experiencia de sentirse fuera de su propio cuerpo, como resultado de la eliminación del estrés acumulado.

Deja un comentario